Las bicicletas con motor son un gran invento que perfecciona la bicicleta tradicional de pedales. Algunos piensan que las biciletas eléctricas son pesadas y difíciles de conducir. Te voy a explicar lo contrario, ya que son prácticas y funcionales.

Las bicicletas con motor eléctrico se inventaron en el siglo XIX, pero no fue hasta finales de la década de los 90 cuando empezaron a expandirse. Con la mejora de las baterías y el peso más reducido, estas bicicletas se han popularizado de tal manera que en China hay más de cien millones de pedales eléctricos.

Probablemente si te has cruzado con una bicicleta con motor por la calle ni te hayas enterado (a mi me pasaba lo mismo). Son bicis normales pero con un motor, generalmente junto al eje, aunque también puede ir con el cuadro, y unas baterías.

La bicicleta eléctrica puede desarrollar hasta 25 Km/h (está limitada por ley) y tener una autonomía de hasta 70 kilómetros, aunque lo normal es que sea más baja. En la Unión Europea también tenemos otras limitaciones legales: sólo proporcionen asistencia mientras se pedalea (luego explicaremos ese concepto) y no puede tener más de 250 W de potencia.

Un factor importante a la hora de elegir tu bicicleta con motor es el peso: no debe ser más de 25 Kg. Así la bici será más práctica y fácil de conducir, te lo digo por experiencia (meter en el coche una más grande era muy difícil). También debes comprobar que el cuadro sea de aluminio o acero, pero de buena calidad. Como es un motor eléctrico hay que tener en cuenta que las baterías sean de fácil sustitución y recarga, pudiéndose en la mayor parte desmontarse para cargarlas en casa.

Antiguamente las baterías eléctricas eran de plomo o níquel, pesadas, con memoria y de corta duración. Las actuales de litio (del tipo Ion-Mn o polímero) no tienen memoria (con lo que no hay que dejar que se descarguen del todo),  son pequeñas, ligeras y mucho menos contaminantes.

Para mi lo determinante en la elección de una bicicleta con motor es el respeto por el medio ambiente. Las bicis son ecológicas en sí mismas, con lo que no quería que su componente motorizado rompiera esa magia. Y es cierto, apenas contaminan, ya que no emiten gases a la atmósfera y su uso es para asistir al ciclista en su marcha. Muchas cuentan, además, con un sistema parecido al KERS de la fórmula 1, que almacena energía cuando frenamos, recuperando así parte de la energía gastada.

En ciudades como Madrid, Barcelona, San Sebastián o Vitoria-Gasteiz es habitual ver bicicletas por sus calles. El problema que tenemos, aparte de los peligros del tráfico, es si te toca usarla en un sitio con cuestas, como a mi. Entonces el asistente de pedaleo que monta las bicicletas con motor eléctrico es cuando juega su papel.

Ahí si que noté la gran ventaja que supone que cuando estás pedaleando el motor eléctrico te ayude y te empuje con más fuerza hacia la cima.

Algunas marcas de bicicletas con motor son:

  • ETrotter
  • LazyBikes
  • Vehlec
  • Eshift
  • Grace
  • Veliac
  • Helkama
  • Flebi
  • Nope
  • Tucano

Te recomiendo que compares entre catálogos de varias marcas para conseguir la bicileta con motor eléctrico que mejor se adapte a tus necesidades y a tu bolsillo, hay opciones para todos los gustos.

Y si puedo ayudarte en algo, no tienes más que contactar conmigo, solo espero que disfrutes de la experiencia de pasear en bicicleta como yo.